El olivo en las artes

El olivo también está en la pintura, en la fotografía, el grabado, en la escultura; es otra forma de valorarlo. Cambia según la vertiente de una cuesta, la hora del día, el viento, y pasa del verde oscuro al metal brillante, del azul al gris, a veces está polvoriento, otras rozagante de humedad y frescura. Un olivo, aparentemente un árbol inmutable, de hoja perenne, cambia varias veces al día de color y de tonalidades.

Este pequeño esbozo al óleo, de Jaime-Axel Ruiz, es sólo el comienzo. Iremos añadiendo obras más relevantes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.