El olivo y las letras (7). Azorín

 

Había que pasar por una llanada poblada de olivos; el camino, viejo camino, torcido, con altibajos, serpeaba entre los olivares. Nada más simpático que estos árboles tan serios, tan aparentemente tristes; sus hojas, perennes, son de color de ceniza; por un lado están brillantes, charoladas, y por otro son ásperas. Y el tronco varía según la forma que se dé al árbol; en Mallorca los olivos son altos, con el tronco retorcido, como atormentado; en Alicante los olivos son de copa baja, retorcida, y la cenicienta fronda casi toca los sembrados que entre los liños de olivos se extienden.
 
Un monje laico, por Azorín (en Ultramarinos). 27-XII-1931

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La pluma del cormorán

Lecturas y paisajes

El blog de Guillermo Schavelzon

La edición, el libro, los escritores

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Toubab Troubles

Toubab: /tu.bab/ (noun) white person (used especially in Gambia and Senegal).

A %d blogueros les gusta esto: