Del tren, poemas de Agustín García Calvo

 

Agustín García Calvo nos dejó hace poco, el 1 de noviembre. Poeta, pensador, irredento, vitalista, amante del lenguaje, riguroso en su lengua y escritura libres, siempre fue un ejemplo de honestidad.

Agustín García Calvo

Agustín García Calvo (Photo credit: Rafael Jiménez)

Pero la libertad tiene un precio. Y, unos porque le consideraban algo loco (de su pura lucidez, quiza), otros porque esperaban que les apoyase incondicionalmente, García Calvo fue poco a poco dejado de lado por los bien pensantes.

IMG_1554

Conocía la geografía, la historia y la literatura española como pocos y, entre otras muchas obras, nos dejó Del tren, 83 notas o canciones (editorial Lucina, 1981). Al azar, estos versos:

Por el raso infinito

de la Mancha,

lienzos de surcos,

viñas aradas,

¡cómo el tren galopaba

acompasadamente!

¡Qué parejo a sus flancos

el aire se hendía, zumbaba! (…)



			

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.