Los ministros de una dictadura son siempre malos, ¿o no? Adriano Moreira, un buen ministro de Oliveira Salazar

Nos llena siempre de perplejidad –en nuestra simpleza o nuestros prejuicios- tener noticia o re-conocer cómo hombres que sirvieron a una dictadura pueden ser más honestos, íntegros, cultos e inteligentes que muchos de los que hoy se reclaman de la democracia. Produce desconcierto ver cuán raros son los ministros de gran talla humana y política que el régimen parlamentario ha producido en España y Portugal. En nuestra ingenuidad pensábamos que todo demócrata siempre sería superior a un conservador reaccionario. Gran error que la realidad actual de Portugal y España se está encargando de desmentir a diario.adriano-moreira-c1b2

Así, observamos que hubo ministros de Salazar, como de Franco, que no fueron intrigantes, que cumplieron con cuidado y esmero su misión, que sirvieron a su país. E incluso, como Adriano Moreira, que fueron encarcelados por actividades contra el Régimen. Leer las biografías de algunos nos revela que no hay poder monolítico y que los matices y sensibilidades de los que sirvieron esos regímenes fueron muy variadas.

Adriano Moreira (Grijó, 1922), en su excelente autobiografía, A espuma do tempo. Memórias do tempo de vésperas (Ed. Almedina, www.almedina.net, Coimbra, 2009, 465 páginas), cuenta cómo era hijo de un policía y de una costurera que llegaron a Lisboa desde la lejana Tras-os-Montes, donde nació. Con una infancia y adolescencia humildes, estudió, y llegó a altos puestos del Foro, de la Universidad y del Estado.

Jurista y constitucionalista, aceptó ser Ministro de Ultramar con Salazar, con el afán de mejorar las condiciones de vida en las colonias. Su idea es que una persona no podá excusarse de servir a su patria. Así, consiguió en 1961 la abolición del Estatuto del Indigenato, un paso casi tan importante como la de la esclavitud en el siglo XIX. Se apartó discretamente del régimen por desacuerdo con la política militar en las colonias. Tras haber pasado por el Parlamento como diputado del CDS, es Presidente de la Academia de Ciencias de Lisboa.

En su libro, despacha con lucidez el desastre y desbandada que constituyó el abandono de las colonias y de centenares de miles de personas, negros, blancos y mestizos, tras el 25 de abril de 1974. Fueron dejados a su suerte, sin ningún heroísmo militar ni una mínima defensa de los intereses de la población portuguesa y africana. Pero ésto, en Portugal, sigue siendo políticamente incorrecto y se oculta a la opinión pública.6a00d83451e35069e2011570a5ad38970b-200wi

Profundamente cristiano, desde siempre del sector de la doctrina social de la Iglesia (el que hoy representa el Papa Francisco), está hoy preocupado por los valores éticos, que son supeditados a la ley del mercado –“los valores, sustituidos por el nuevo riquismo”, ha dicho hace poco- y considera que hay que respetar y mantener el Estado social, que forma parte de la esencia de la democracia verdadera, la de Jefferson. Como gran experto en política y derecho internacional, lamenta el fin del Euromundo. Está, en fin, profundamente preocupado por el futuro que dejaremos a nuestros hijos.

En este sentido, Adriano Moreira no es nada crepuscular, no es un vestigio del pasado, sino que sigue esforzándose en comprender la sociedad internacional y en explicarla a sus lectores. Leer sus libros, densos, bien documentados, es un estímulo y un acicate a la responsabilidad de los políticos.

Más: un buen artículo de António Sampaio da Nóvoa: Adriano Moreira: Um século sem bússola (Memórias do Outono Ocidental), Jornal de Letras, nº 130, www.jornaldeletras.sapo.pt

2 Responses to Los ministros de una dictadura son siempre malos, ¿o no? Adriano Moreira, un buen ministro de Oliveira Salazar

  1. esteban dice:

    A ver si algún político actual y a ser posible español, recoge el guante…

    Me gusta

  2. Rui dice:

    Muy buen este recordar a Adriano Moreira. Tal vez, en orra ocasión nos podría ilustrar sobre otros ministros de Salazar igualmente meritorios, como Hermano Saraiva, gran difusor de la Historia de Portugal recurriendo a formatos alejados de la pedantería y de la exhibición erudita innecesaria.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La pluma del cormorán

Lecturas y paisajes

El blog de Guillermo Schavelzon

La edición, el libro, los escritores

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Toubab Troubles

Toubab: /tu.bab/ (noun) white person (used especially in Gambia and Senegal).

A %d blogueros les gusta esto: