La atribulada vida de los contrabandistas de café en la provincia de Huelva

Estraperlo, la novela de Expedi Vázquez (nacido en Aroche, provincia de Huelva), nos sumerge en un mundo que España prefiere olvidar o ya ha olvidado: era la pobreza extrema, eran los absurdos controles comerciales según los cuales para importar café había que pagar tasas y arbitrios imposibles (para no dañar el negocio de los importadores oligopolistas).

Galaroza (Huelva)

Galaroza (Huelva)

Pan, café, cosas tan inocentes eran trasegadas de un lado a otro de la frontera, siempre perseguidos por los guardiñas portugueses o por la Guardia Civil. Gente murió en algún tiroteo, las vidas valían poco. Pero, como dice Vázquez, los guardias también se solían compadecer y no apretaban demasiado las tuercas, excepto algún desalmado, que siempre hay. La gente de aquella sierras aun recuerda los avatares de aquellos contrabandistas, hoy a punto de desaparecer por razón de edad, recuerda los caminos, historias y penas que Vázquez ha tenido la paciencia y el amor de recuperar. Era gente normal, honrada, que no tenía medios para vivir. Vivían de poco pan y de noches oscuras, para burlar los guardias.

Galaroza

Galaroza

 Cuando nos presentó su obra el pasado sábado 29 de noviembre, en el XXI Encuentro de Escritores de la Sierra, en Galaroza, nos enseñó las cañas para guardar dinero, la chapona, un capote de los civiles, un tostador de café. El autor ha recogido y conservado todos estos objetos, testigos de aquellas penalidades.

La novela traza las andanzas de Joselito Correia y de Segundín, personajes sacados de la realidad de hace cincuenta años. Los diálogos están escritos en el dialecto de la zona, muy parecido al castúo (recordemos al poeta Luis Chamizo, con su Miajón de los castúos, 1921); eso sirve al lector para sentir esa vida, esos paisajes de una forma plástica, muy realista. Los personajes, las mujeres, hasta los guardias, nos penetran y rodean, como si estuviéramos en uno de esos chinancos junto a la candela (choza, chimenea).

 Era un mundo sin senderos marcados, que los cafeteros o contrabandistas iban abriendo paso a paso, un mundo sin GPS y sin rutas turísticas, esas que hoy parecen indicar ‘prohibido perderse’ a todo el que se lanza al monte.

 ¿Es realismo social? Podría ser calificada así, pero toda experiencia necesita su escritor o su poeta, toda tierra su cantor, y era tiempo que estas vidas duras quedasen contadas, compartidas, aunque no sea más que para saber de dónde venimos, por qué somos así. Hoy, tras estos años de exceso de nuevos ricos, viene bien una mirada sensata, sin acritud, hasta con humor, como la que Vázquez nos ofrece. Y, sobre todo, evita que perdamos colectivamente la memoria. Lo que hace Expedi con su relato es evitar que todo esto se hunda, desaparezca y termine por resultarnos extraño.

 Estraperlo es también una pequeña guía geográfica –cuán detallada y expresiva- de aquellas sierras, bosques cerrados, aldeas, cortijos (algunos ya abandonados, en ruinas) que Expedi Vázquez conoce arroyo por arroyo, de montes, puentes y senderos. A fuerza de realista esta novela es también poética, nos con-mueve. Y se pregunta uno ¿dónde están la editoriales, las distribuidoras, que ignoran estas obras y autores porque no son de las élites de los salones literarios?

Estraperlo, 220 páginas, de Expedi Vázquez, ha sido editada por el autor y se hizo en la Imprenta Rayego, de Zafra, Badajoz, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La pluma del cormorán

Lecturas y paisajes

El blog de Guillermo Schavelzon

La edición, el libro, los escritores

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Toubab Troubles

Toubab: /tu.bab/ (noun) white person (used especially in Gambia and Senegal).

A %d blogueros les gusta esto: