Grazia Deledda, una mujer en el paisaje sardo (1875-1936)

Grazia Deledda, nacida en el pueblo de Nuoro, en Cerdeña, en 1875, escribió siempre sobre la vida de los campesinos y de las clases medias, sus contrastes, sus problemas, todo ello con el fondo del paisaje sardo que describe con detalle y con lirismo.

No es, empero, una escritora localista pues sus temas sobrepasan la tierra para hablarnos de la fuerza del destino, las culpas –hasta las ajenas-, la tradición y, sobre todo, la condición de la mujer, siempre sometida a los padres, al marido, a los matrimonios de conveniencia y arreglados, a la vida resignada, pero también con carácter.

 En ello, es una feminista avant la lettre, una Elena Ferrante que no tuvo esa publicidad de la que disfruta hoy la napolitana. Incluso ese aspecto dialectal, ya lo tenía Deledda, que escribiría en italiano casi como si fuese una lengua extranjera (el toscano fue impuesto tras la unificación italiana en 1870, como la sola lengua oficial y su lengua materna era el sardo logudorese).

 Desgraciadamente, ganó el Premio Nobel de Literatura en 1926 y eso, paradójicamente la excluyó quizá de ser apreciada debidamente por la crítica intelectual bienpensante. Anatole France, Pearl S. Buck o Erik Axel Karlfeldt (que tiene además el baldón español de haberse, al parecer, opuesto a que le concedieran el premio a Galdós), seguirían ese mismo camino de desprecio e ignorancia.

Grazia Deledda

Grazia Deledda

 He descubierto a Deledda gracias un amigo norteamericano, Michael, que vive en Córcega, gran lector, que ha sido subyugado por esas historias de familia con fondo rural y agreste. En España, la editó Aguilar, cuando Aguilar era aquel imperio de buen gusto y buena edición. Sus Obras selectas están en dos volúmenes verde oscuro en 1958, y Cosima, casi autobiográfica, en la colección Austral; y nada más.

 En la prestigiosa Paris Review publicaron un artículo sobre ella hace solamente dos años, en octubre de 2013, With profound admiration: Grazia Deledda, Nobel Laureate, por Alexis Coe (www.theparisreview.org).

 Como en este mundo digital y acelerado se nos olvida todo, también pasan desapercibidos autores y libros que merecen ser leidos. Encontraremos un mundo quizá desaparecido en el fragor de la postmodernidad, pero las mismas tensiones humanas, la misma ensoñación, sobre todo de esas mujeres prisioneras de su destino.

 Pienso en los lectores de pueblos de las sierras andaluzas, como la de Segura, en Jaén, a los que les resultará familiar esa vegetación de olivos, lentiscos, encinas y carrascas, con el pastoreo, aquellos rebaños parados en las laderas cuando hay buen pasto, que obedecen a los silbidos especiales de su pastor, las antiguas cabañas, los cazadores, la majanos y las majadas y teinadas. El atavismo, las costumbres ancestrales, la forma de cocinar, la fuerza de la estirpe y de la raza, son descritos por Deledda de forma natural pero sin acritud, como cuenta la vida en aquellas aldeas y pueblos hace cien años, que sin duda también podemos evocar en España.

One Response to Grazia Deledda, una mujer en el paisaje sardo (1875-1936)

  1. esteban dice:

    El paisaje está en constante cambio. Las estaciones ayudan a ello tanto como la acción del hombre pero, los cambios solo son apreciados cuando se producen de forma drástica, de lo contrario no parece que se produzcan pero: el paisaje es como un sueño; siempre cambiante, siempre bello.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La pluma del cormorán

Lecturas y paisajes

El blog de Guillermo Schavelzon

La edición, el libro, los escritores

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Toubab Troubles

Toubab: /tu.bab/ (noun) white person (used especially in Gambia and Senegal).

A %d blogueros les gusta esto: