Saltar al contenido.

La A 92, la carretera más sucia de España (pero también Alarcos, en Ciudad Real)

Hace una semana, yendo de Sevilla a Granada, sentí vergüenza del estado de suciedad de las cunetas de la famosa A 92. Y digo famosa porque no sé a que responde la A, de autovía, en una carretera de cuatro carriles con curvas que ni una pista forestal, mal trazada y peor cuidada, peligrosa (sobre todo cerca de Loja), en el abandono más absoluto.

Sus cunetas son vertederos de objetos, latas y botellas de plástico, amontonados desde hace meses o años. El encargado de una gasolinera me dijo que era debido en gran parte a que los camioneros, para no parar y cumplir los horarios, orinan en botellas que luego tiran por la ventanilla. Muy reconfortante.

Y Obras Públicas de la Junta de Andalucía, pletórica de funcionarios, como toda Andalucía, llena de ayuntamientos, Diputaciones y organismos de la Junta, y la A 92 y sus carreteras en general sin limpiar. Da igual qué partido esté en el poder, la ineficiencia es la misma.

Y recordemos que esta vía es utilizada a diario por miles de turistas extranjeros y nacionales. ¿Qué pensarán de Andalucía, tan llena de paisajes bellos, monumentos históricos, ciudades y pueblos singulares?

La Junta de Andalucía, tan dispendiosa en propaganda turística, podría gastar algo en limpiar esas cunetas (y las de muchas carreteras, como las del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, que están también llenas de latas y botellas), sobre todo teniendo en cuenta ese paro endémico del 20% o más, de la población activa.

Bueno, no solamente Andalucía; si hacemos un concurso, hay varios candidatos a la suciedad de cunetas y taludes, como junto a Alarcos, en Ciudad Real, lugar histórico donde fue derrotado el rey Alfonso VIII (1195), cuyas fotografías adjunto aquí arriba, junto con otras de la A 43 (del día 5 de noviembre de 2021, pero ya lleva así meses o años). En la A 92 no es posible pararse a hacer fotos.

En fin, nuestras cunetas, sobre todo en la mitad sur de España, son en general, una vergüenza. Pero luego todos hablan de Glasgow y de la sostenibilidad y el medio ambiente, es decir, de la naturaleza que tan mal tratamos a diario los particulares, tirando todo por las ventanillas de coche y camiones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La pluma del cormorán

"Dejarlo dicho y nada más"

Historia del ser

“Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro” (Descartes)

El blog de Guillermo Schavelzon

La edición, el libro, los escritores

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Toubab Troubles

Toubab: /tu.bab/ (noun) white person (used especially in Gambia and Senegal).

A %d blogueros les gusta esto: