Una mujer: la poeta rusa Anna Ajmátova (Odesa, 1899- Moscú, 5 de marzo de 1966)

8 marzo, 2016

Si te hubieran dicho, a tí la que tanto reías,

a tí, la favorita de todos tus amigos,

a tí, la alegre pecadora de la ciudad,

lo que iba a ser tu vida:

con tu talego, tú eres la trescientas,

esperas a la sombra de las Cruces[i]

y las lágrimas te queman,

atraviesan el hielo del día de Año Nuevo.

Se ve oscilar el chopo de la prisión.

ni un ruido… más allá, han dado fin

a cuántas vidas inocentes…

1938

 

Pregúntale a las mujeres de mi tiempo,

presas, las quinientas[ii], prisioneras,

y te contaremos todo:

que el miedo nos embrutecía,

que criábamos hijos,

para la cárcel, la tortura y la muerte.

5 de enero de 1941

En la Fontanka y en Tashkent, y aún después 

 

En los años terribles de la tiranía de Yejov[iii], he pasado diecisiete meses haciendo la cola ante la prisión de Leningrado. Una vez, alguien me ha reconocido. Entonces, la mujer con los labios azulados que estaba detrás de mí –que evidentemente no había oido nunca mi nombre- ha despertado del sopor que todas teníamos y me ha preguntado al oído (allí todo el mundo hablaba susurrando):

-Y ésto, ¿ lo podrá describir?

Y le he dicho:

-Puedo.

Entonces algo como una sonrisa ha pasado por lo que una vez fue su rostro.

 

1º abril de 1957

Leningrado

[i] Prisión de Las Cruces, donde estaba su hijo, Lev Gumiliov, cuyo padre había sido acusado en 1921, de complot monárquico y fusilado.

[ii] Las “quinientas”, porque el código penal soviético permitía encarcelar a cónyuges y madres de los “culpables”.

[iii] Yéjov, director de la NKVD, Comisariado Popular para Asuntos Internos, luego GPU.

 

Más información:

https://musicaypoesiadotwordpressdotcom2.wordpress.com/2012/12/03/vida-y-cinco-poemas-de-anna-ajmatova/


La vida poltrona, romance de Quevedo

6 febrero, 2016

Francisco de Quevedo. Romance XCVII, La vida poltrona. Año 1630.

 

(…)

Pobre he de morir;

serviráme el serlo,

que si menos tuve,

que lo sienta menos.

 Yo vivo picaño,

bien ancho y exento:

ni me pesa la honra,

ni frunce el respeto.

 Haga yo mi olla

con sus pies de puerco,

y el llorón judío

haga sus pucheros.

Denme a las mañanas

un gentil torrezno,

que friendo llame

los cristianos viejos.

 Tripas de la olla

han de ser revueltos

longanizas largas

y chorizos negros.

 

(…)

 Quevedo, gran poeta, escritor, erudito, polemista, era de un antisemitismo feroz –aunque bastante propio de aquella época en España; este poema es paralelo al de Góngora, Ande yo caliente…, aunque menos conocido). Comer cerdo y matanza era hacer gala de ser cristiano viejo, no converso. Lo que significa que en esa época se tenía muy en cuenta el origen de las personas y que había muchos judíos conversos, siempre amenazados por la Inquisición.

El romance La vida poltrona es una perfecta descripción de la vida de la  época, de los problemas cotidianos y la hartura de la Corte y sus fastos.


La poesía es premonitoria. Los refugiados de hoy en un poema de Albert Samain (1858-1900)

14 septiembre, 2015

Albert Samain, poeta simbolista francés, fallecido de tisis en 1900, a los 42 años, 220px-Albert_Samainparece que hubiera visto llegar los refugiados, los desposeídos, frente a la crueldad confortable de una Europa bienpensante y egoísta.

 

Pieds nus, manteaux flottants dans la brise, à l’aurore,

Tels, un jour, sont partis les enfants ingénus,

Le coeur vierge, les mains pures, l’âme sonore…

Oh! comme il faisait soir, quand ils sont revenus!

 

Pareils aux émigrants dévorés par les fièvres,

Ils vont, l’haleine courte et le geste incertain,

Sombres, l’envie au foie et l’ironie aux lèvres;

Et leur sourire est las comme un feu qui s’éteint.

 

Ils ont perdu la foi, la foi qui chante en route

Et plante au coeur du mal ses talons frémissants,

Ils ont perdu, rongés par la lèpre du doute,

Le ciel qui se reflête aux yeux des innocents.
Même ils ont renié l’orgueil de la souffrance,

Et la multitude au front bas, au coeur dur,

Assoupie au fumier de son indifférence,

Ils sont rentrés soumis comme un bétail obscur.

 

Leurs rêves engraissés paissent parmi les foules;

aux fentes de leur coeur d’acier noble bardé,

le sang altier des forts goutte à goutte s’écoule,

et puis leur coeur un jour se referme, vidé.

 

Matrone bien fardée au seuil clair des boutiques,

Leur âme èpanouie accueille les passants;

Surtout ils sont dévots aux seuls dieux authentiques,

Et, le front dans la poudre, adorent les puissants.

 

Ils veulent des soldats, des juges, des polices,

Et rassurés par l’ordre aux solides étaux,

Ils regardent grouiller au vivier de leurs vices

Les sept vipères d’or des péchés capitaux.

 

Pourtant, parfois, des soirs, ils songent dans les villes

Aux ceux-là qui près d’eux gravissaient l’avenir,

Et qui, ne voulant pas boire aux écuelles viles,

S’étant couchés là-haut, s’y sont laissés mourir;

 

Et le remords les prend quand, aux penchant des cimes,

Un éclair leur fait voir, les deux bras étendus,

Des cadavres hautains, dont les yeux magnanimes

Rêvent, tout grand ouverts, aux idéals perdus.

 

Albert Samain, La Symphonie HéroÏque


Oración de Winchester para paliar el cambio climático

10 agosto, 2015

‘Oración por los otros’

(encontrada en los bancos de la catedral de Winchester, el 1º de agosto de 2015, Inglaterra). 

Dios piadoso y amoroso, permítenos servirte en nuestro

mundo,

oramos por el pueblo del desierto,

que vive en una tierra seca, estéril,

que no tiene agua,

que viaja constantemente

para poder vivir.

Dales agua,

que los desiertos florezcan.

Oramos por aquellos que trabajan sobre el cambio climático

para que encuentren soluciones y la erosión

se detenga o se reduzca.

Oramos por que el agua y otros recursos vitales

no sean usados como armas de guerra

en los países donde todo escasea.

The Houghton Garden, cerca de Winchester

The Houghton Garden, cerca de Winchester

Prayer for climatic change


La imagen-duende. García Lorca y Val del Omar

18 abril, 2015

 

La imagen-duende. García Lorca y Val del Omar,

por Rafael Llano

Editorial Pre-Textos. Fundación Gerardo Diego. Valencia, 2014

 

El profesor Rafael Llano ha prácticamente desenterrado en este libro el nombre de José Val del Omar para el gran público. E indaga en el significado de ese concepto intraducible de duende, que fue evocado por Federico García Lorca en la famosa conferencia de 1933, Teoría y juego del duende.

El duende es vecino del concepto de muerte y es una expresión de la profundidad española, que se traduce sobre todo en el cante jondo, pero también en muchos autos de Semana Santa, en determinada poesía y, también, en algunas de las producciones cinematográficas de Val del Omar.El propio Harry Eyres, comentarista del Financial Times dedicaba un artículo hace un par de años al duende, http://www.ft.com/intl/cms/s/2/f314bf06-06f7-11e2-92b5-00144feabdc0.html.

Val del Omar, granadino también y amigo de García Lorca, participó tempranamente como cineasta en las Misiones Pedagógicas. Lo encontramos en la estela de Ganivet, de Falla, de todas esas figuras señeras que ennoblecieron la ciudad de Granada. Era la herencia del 98, el auge de la Edad de Plata, todo aquello que se malogró en 1936.

Leer el largo ensayo de Rafael Llano es sugestivo y, en cierto modo, también algo triste, pues nos habla de un fusilado y de otro que tuvo que “enterrarse en vida” tras 1939 y que, a pesar de ciertas ayudas oficiales, no fue debidamente reconocido en su país. No puede por menos que sentir el lector que Val del Omar, como tantos otros, no fue un profeta en su tierra, salvo para minorías especializadas. Fue, en ese sentido, un ilustre fracasado, un protagonista más de ese divino fracaso de que habló Cansinos Assens.

Hace pocos días, el también cineasta Jaime Rosales nos presentó el libro en la librería La Central de Madrid. Junto con Llano destacó el lado inventor e innovador de Val del Omar, que fue precursor de técnicas que luego serían desarrolladas en otros países, sin el reconocimiento ni explotación debidos en el nuestro. Los sistemas de sonorización, la electroacústica, el láser, la lumínica, todos estos medios fueron puestos en práctica por Val del Omar para conseguir lo que él llamaba la imagen táctil buscando el duende, precisamente.

Es un libro importante, bien escrito y bien editado, que nos sirve para adentrarnos en la historia del cine español y su enlace con la poesía y para descubrir aspectos insólitos de aquellas fructíferas décadas.


A un árbol, de Vicente Wenceslao Querol

8 febrero, 2015
Pino piñonero o doncel. Cortijo de Cristales (Sierra de Segura, Jaén, Andalucía)

Pino piñonero o doncel. Cortijo de Cristales (Sierra de Segura, Jaén, Andalucía)

Se dice que el español no gusta de árboles, pero ello es un tópico más. Unamuno estimaba al poeta valenciano Vicente Wenceslao Querol (1836-1889), hoy olvidado, y señala su poema A un árbol, como ejemplo del arraigo, de la vuelta a la tierra, al lugar:

El día en que yo vi la luz primera,
plantó mi padre en su risueño huerto
ese árbol que admiráis en primavera,
de tiernas hojas y de flor cubierto.

Yo entré en la sociedad, donde hoy batallo,
con la esperanza audaz de los mancebos,
cuando él ennoblecía el fuerte tallo
cada nueva estación con ramos nuevos.

Yo abandoné, buscando horas felices,
mi pobre hogar por la mansión extraña,
y él, inmutable, ahondaba sus raíces
junto al arroyo que sus plantas baña.

Hoy, rugosa la frente y seca el alma,
cuando hasta el eco de mi voz me asombra,
vengo a encontrar la apetecida calma
del tronco amigo a la propicia sombra.

Y evoco las memorias indecisas
de la edad juvenil, sueños perdidos,
mientras juegan sus ramas con las brisas
y al alegre rumor cantan los nidos.

Mi vida agosta ese dolor interno
con que los ojos y la frente enluto:
él abre en mayo su capullo tierno
y da en octubre el aromado fruto.


Douce France

12 enero, 2015

La France des écoliers et des lycéens
des enfants que tous les matins
arrivent avec leurs cartables.

La France des bistrots, des croissants
inimitables, des petit déjeuners sur le boulevard

La France des maisons mansardées en gris plomb

La Seine

La Seine

aux reflets d’un ciel de nacre

La France des livres et des librairies
sentant le papier, l’encre et la colle

Les belles aux yeux rieurs,
Des paysages imaginés pour les peindre
Les tournesols d’Arles
Les falaises normandes
La brume bretonne

Et ils chantaient et ils chanteront toujours

…Les belles auront la folie en tête
Et les amoureux le soleil au coeur… (Le temps des cerises)


La pluma del cormorán

Lecturas y paisajes

El blog de Guillermo Schavelzon

La edición, el libro, los escritores

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Toubab Troubles

Toubab: /tu.bab/ (noun) white person (used especially in Gambia and Senegal).

A %d blogueros les gusta esto: