Los dos últimos cuadros

7 mayo, 2018
Dakar desde el Faro des Mamelles

Dakar desde el Faro des Mamelles

IMG_4668

Viejo casino de Setúbal


‘Bajo la tormenta’, de Seydou Badian

18 abril, 2018

Seydou Badian, escritor de Mali nacido en Bamako en 1928, tiene actualmente noventa años.

Hace unos días, el pasado domingo 15 de abril, por casualidad, al borde del mar, en la route des Almadies, en Dakar, encuentro un chaval que vende libros, llevándolos en la mano. En vez de vender recuerdos turísticos, vende libros. Entre ellos, Sous l’orage (Kany), Bajo la tormenta, un libro escrito por Badian en 1954 que se ha convertido en un clásico de la literatura africana.

Es una novela que trata principalmente del encuentro entre la tradición africana, con sus costumbres, su respeto a la familia y a los mayores, sus pequeños ritos, y la necesidad de progreso. Algunos jóvenes rechazan las costumbres de sus mayores, se dejan deslumbrar por la civilización de los Blancos (con mayúscula en la novela). El título, Bajo la tormenta, es una metáfora del derrumbamiento de la sociedad tradicional a causa del colonialismo.

Seydou Badian, sabio, pensador, no pretende imponer la tradición, simplemente nos recuerda que ésta debería ser respetada, que no es necesariamente incompatible con el progreso.

Kany es una joven que quiere estudiar enfermería, que ya ha pasado unos años en la escuela de los Blancos, y “sabe leer lo que escribe la máquina”. No quiere casarse con Famagan, de la que sería una esposa más “relegada en el fondo de la cabaña”, sino con Samou, al que ama, y que no es polígamo. La madre respeta su decisión mientras el padre la desprecia y está en contra, furioso. La familia, los vecinos, la excluirán, pero ellos seguirán la vía de la libertad.

Toda esta historia es el pretexto para explicar los cambios profundos que introdujeron los colonizadores en las viejas sociedades africanas. Algunos para mal, otros para bien, como defienden muchos jóvenes (sanidad, educación, libertad –“todos seremos iguales”, “al mismo trabajo igual salario”, etc-).

IMG_20180415_135320

En Noflaye, route des Almadies, donde me encontré al vendedor de libros ambulante.

Pero el padre Djigui (‘padre’ es cómo designan al hombre mayor, una especie de patriarca) le advierte a la joven Kany:  “Los Blancos se pelean siempre porque se han equivocado de camino, se han enfrentado a los dioses y han perdido; deshacer lo que han hecho los dioses y sustituirlo por lo que desean los hombres, es lo que sueñan hacer audazmente los Blancos, he ahí el origen de sus guerras”.

Y cuando Kany insiste en que quieren tener esas casas, automóviles, como los Blancos, le responde el padre Djigui: “Sigue el progreso, las querellas te seguirán y esas casas, esos autos, esas máquinas te aplastarán un día y echarás de menos la aldea y la fatiga de los campos, los cantos de los piragüistas, el ir y venir de los tejedores. Porque el hombre debe poder dominar sus criaturas. Si, mediante el progreso suprimís el esfuerzo de los trabajadores, tendréis nuevas cargas y os sentiréis peor a la llegada que a la salida. Con el progreso creéis dominar la naturaleza pero quedáis prisioneros de vuestras propias criaturas”.

Los mayores se sienten postergados, sus creencias ya no son tan respetadas, “los Europeos han roto todo en nosotros; sí, todos los valores que hubieran podido hacer de nosotros los continuadores de nuestros padres y al mismo tiempo los pioneros de una Africa que, sin renegar de sí misma, asimilaría la enseñanza europea”.IMG_20180418_111242

Pero no es un libro de tesis pues Badian evoca con lirismo la luz, la oscuridad, los crepúsculos en el campo, las fieras, la caza, los animales domésticos, “el cielo estaba igual de azul que el río en el crepúsculo (es el Níger). La Luna infatigable huía de las nubes”, los espíritus benignos y malignos, la mezcla del antiguo fetichismo con el más reciente Islam. Nos describe un mundo en desaparición, sin nostalgia pero con el desencanto de la pérdida de una forma de sociedad, imperfecta, pero que tenía unas reglas nobles, ancestrales.

 

 

 


Léopold Sédar Senghor y su gota de sangre portuguesa

16 diciembre, 2012
English: Leopold Sedar Senghor Français : Leop...

Leopold Sedar Senghor  (Photo credit: Wikipedia)

La poesía de Senghor tiene raíces africanas y clásicas, de connotaciones atlánticas. Primer presidente del Senegal independiente, siempre mantuvo sus vínculos y los de su país, con la antigua metrópoli. Fue miembro de la Académie Française y reivindicó la unión de los pueblos sin renunciar a la defensa de los derechos de los oprimidos y de los negros, como mostró con su gran admiración por Martin Luther King.

Católico, gobernó un país musulmán en su 90%, sin discriminaciones, y supo integrar todo el país, que cuenta, además, con decenas de etnias diferentes y cerca de doscientas lenguas indígenas, aunque el wolof y el francés son las lenguas vehiculares.

Quizá su pequeña parte de portugués, como muchos senegaleses, las signares de Saint Louis du Sénégal, las senhoras mestizas de otro tiempo, le traen esa dulzura y melancolía que, aun en francés, evocan una cierta lírica lusitana.

Él mismo reivindica su pequeña influencia de las saudades en un bello poema de su libro Nocturnes:

Élégie des saudades

J’écoute au fond de moi le chant à voix d’ombre des

saudades.

Est-ce la voix ancienne, la goutte de sang portugais qui

remonte du fond des âges?

Mon nom qui remonte à la source?

Goutte de sang ou bien Senhor, le sobriquet qu’un

capitaine donna autre fois à un brave laptot?

J’ai retrouvé mon sang, j’ai découvert mon nom l’autre

année à Coïmbre sous la brousse des livres (…)

Escucho en el fondo de mí el canto umbrío de las

saudades.

 

Traducción:

¿Es la voz antigua, la gota de sangre portuguesa que

sube desde el fondo de los tiempos?

¿Mi nombre que remonta al origen?

¿Gota de sangre o bien Senhor, el apodo que un

capitán diera hace tiempo a un fuerte estibador?

He reencontrado mi sangre, he descubierto mi nombre el otro

año en Coimbra bajo la maleza de los libros (…)

Léopold Sédar Senghor

 

 

 


El blog de Agustín Galán

Filosofía de la ignorancia

La pluma del cormorán

Objetos perdidos y hallados. Mensajes en una botella. Libros, historias y algún viaje.

El blog de Guillermo Schavelzon

La edición, el libro, los escritores

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Toubab Troubles

Toubab: /tu.bab/ (noun) white person (used especially in Gambia and Senegal).

A %d blogueros les gusta esto: